Product was successfully added to your shopping cart.

Cómo eliminar el moho de forma natural

Cómo eliminar el moho de forma natural: una guía práctica

Un día te encuentras con moho negro, gris o verde en una pared y cunde el pánico. Hay que actuar con rapidez, erradicar el problema, pero el remedio no puede ser peor que la enfermedad. 

Aquí tienes una guía práctica de cómo eliminar el moho de tu casa de forma totalmente natural y segura.

De las 100.000 especies de hongos conocidas, unas 500 son dañinas para el ser humano, pues sus esporas son alergénicos o tóxicos y favorecen las bronquitis, el asma y la tos.

*     *     * 

¿Qué es el moho? 

El moho es un hongo, organismos microscópicos que pueden prosperar en cualquier ambiente húmedo. En la naturaleza, el moho es importantes. Descomponen la materia orgánica muerta y ayudan a regenerar el suelo. 

Tenemos que apreciar que nos dio los antibióticos y los quesos azules y el Rochefort. El moho en interiores, por otro lado, no nos emociona igual. 

El moho generalmente es negro, marrón, verde, amarillo o blanco, ocasionalmente anaranjado o rosado.

El moho crece en colonias y comienza a formarse en una superficie húmeda después de 24 a 48 horas. Crea esporas de moho, que se transportan por el aire y pueden aterrizar en superficies cercanas a la fuente original. Esto es molesto, porque pueden extenderse igual de rápido como un incendio forestal.

*     *     * 

¿Por qué no quieres moho en tu casa?

 El moho puede arruinar cualquier superficie sobre la que se asiente. 

Tuve una infestación de moho en mi antiguo piso. Al principio, me encontraba tosiendo y tenía picazón en la piel y no sabía por qué. Luego percibí un olor a tierra procedente de mi armario. Finalmente, eché un vistazo detrás de mi ropa y vi una infestación de moho gigante en la pared. Puedes adivinar cómo terminó esto. Tuve que romper una pared entera. Tuve que tirar parte de la ropa y de los zapatos cubiertos de moho, lo que significaba mucho dinero tirado por la ventana. 

Los productos de limpieza para eliminar el moho también pueden suponer un riesgo. La lejía y otros productos similares basados en el cloro son realmente eficaces: matan las esporas en 10 segundos. Pero también son un riesgo para la saludya que emiten compuestos volátiles que al ser respirados dañan las células de las vías respiratorias y, entre otras cosas, aumentan la vulnerabilidad a las infecciones. 

*     *     * 

¿Qué problemas puede causar el moho y de qué gravedad? 

Aunque parezca simplemente desagradable, el moho puede provocar problemas de salud muy preocupantes. 

El doctor Cameron Jones  advierte para Huffington Post Australia que :

"Los primeros síntomas que suelen tener las personas son de tipo respiratorio. Lo que se conoce como asma atópica es la reacción más común cuando las vías respiratorias se irritan por la presencia de esporas en el aire”.

" Por eso siempre nombro los problemas respiratorios como el principal indicativo de la presencia de moho, aunque las micotoxinas también pueden causar problemas neurológicos con el paso del tiempo", señala.

Estos problemas neurológicos pueden reproducir los síntomas de otros trastornos, como el síndrome de dolor, demencia o pérdida del equilibrio y la coordinación, sin olvidar la debilidad muscular y el entumecimiento.

Asimismo, el moho puede ser irritante, pero también puede ser potencialmente tóxico. 

La exposición a ambientes húmedos y mohosos puede causar una variedad de efectos sobre la salud, o ninguno en absoluto. Algunas personas son sensibles al moho y puede causar congestión nasal, irritación de garganta, tos o sibilancias, irritación de los ojos o, en algunos casos, irritación de la piel. Las personas con alergias al moho pueden tener reacciones más graves. 

Las personas inmunosensibles y las personas con enfermedades pulmonares crónicas, como la enfermedad pulmonar obstructiva, pueden contraer infecciones graves en los pulmones cuando se exponen al moho. Estas personas deben mantenerse alejadas de las áreas que probablemente tengan moho.

En 2004, el Instituto de Medicina (OIM) descubrió que había pruebas suficientes para vincular la exposición interior al moho con los síntomas del tracto respiratorio superior, la tos y las sibilancias en personas sanas; con síntomas de asma y con neumonitis por hipersensibilidad en individuos susceptibles a esa condición inmunológica. La OIM también encontró pruebas limitadas o sugestivas que vinculan la exposición al moho en interiores y las enfermedades respiratorias en niños sanos.

*     *     * 

¿Cómo eliminar el moho con productos naturales?

¡OJO!: Si tienes un problema de moho en su hogar (más de un metro cuadrado cubierto de moho), llama a una empresa profesional para que lo resuelva. Tienen equipo de protección especial para evitar que se propague aún más; pueden usar productos especiales; pueden detectar esporas de moho en el aire; y sabrán exactamente cómo eliminar todo el problema, no solo lo que se ve a simple vista.

Si tienes moho en la casa (y (casi) todos lo tenemos), hay algunas excelentes opciones para limpiarlo.

Una nota rápida aquí: el cloro/lejía ayuda a eliminar el moho. Pero en HIGIAECO no usamos este tipo de productos, y hay tantas alternativas que funcionan igual de bien, así que aquí están. Y no tiene sentido usar un producto que también tiene sus riesgos en la salud.

Opción 1:  Vinagre. 

Asegúrate de que la superficie que estás limpiando pueda tolerar el vinagre.  NO se puede usar en piedra natural y otras superficies sensibles. 

Simplemente vierta vinagre blanco sin diluir en una botella spray y rocíe generosamente sobre la superficie; déjalo actuar por 30 minutos. Frota vigorosamente con un cepillo, luego enjuagar y secar. 

Vuelve a rociar con vinagre y deja que la superficie se seque al aire. Eso ayudará a evitar un nuevo crecimiento.

Sugerencia de producto:

Voy a la TIENDA

Opción 2: Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada).  

Crea una mezcla 1:1 de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y agua en una botella con pulverizador. 

Aplica generosamente en la superficie afectada, deja actuar durante 10 minutos y luego friega bien. Enjuagar. 

Vuelve a rociar el área y deja secar al aire.

Opción 3: Bicarbonato de sodio 

Para eliminar el moho, prepara una mezcla de una cucharada de bicarbonato de sodio y medio litro de agua. Pon la solución dentro de una botella con pulverizador y agítala hasta disolver por completo el bicarbonatos de sodio.

Rocía toda la superficie a tratar con la solución preparada y, con la ayuda de una esponja o cepillo, frota bien las zonas que afectadas por el moho.

Después, enjuaga con agua limpia para eliminar cualquier residuo.

Repite la operación pulverizando de nuevo la zona con la solución y déjala secar al aire libre. Es muy importante que la superficie se seque bien, ya que esto evitará que el moho vuelva a salir. 

 Sugerencia de producto:

Voy a la TIENDA

Opción 4: Aceite del árbol de té

El aceite de árbol de té es un aceite esencial anti-fúngico y antibacteriano. Una pequeña cantidad de aceite del árbol de té es suficiente para eliminar el moho de una superficie afectada.

Se puede comprar en la mayoría de tiendas herbolarias: Melaleuca alternifolia es el nombre técnico. 

Para matar el moho con aceite de árbol de té, mezclaremos cuatro vasos de agua con cuatro cucharaditas de aceite de árbol de té. Pulverizamos, frotamos, aclaramos, dejamos secar y volvemos a pulverizar.

Opción 5: Extracto de semilla de pomelo 

Éste extracto tiene muchas propiedades: desinfecta y quita los malos olores.La ventaja es que éste casi no tiene olor. 

Para eliminar el moho,mezcla en una botella con sulverizador una proporción de 10 gotas de extracto de semilla de pomelo por taza de agua.

Agita bien la botella para mezclar bien la solución y luego rocía toda la superficie afectada por el moho.

Pasados unos minutos, con la ayuda de un trapo frotaremos la superficie suavemente para eliminar el moho. Luego dejar secar y no enjuagar, ya que de ésta manera evitará la formación de moho en el futuro. 

*     *     * 

¿Cómo prevenir el moho? 

La prevención es clave y que la forma más fácil de tratar el moho es evitar que se forme. El moho se nutre de la humedad, por lo que si puedes controlar la humedad en tu hogar, no tendrás luego por qué preocuparte. 

  1. Usa el extractor de aire en el baño. ¡Para eso está ahí! El extractor ayudará a eliminar el exceso de humedad. Si no tienes uno, deja una ventana abierta
  2. Limpia la cortina de ducha de forma regular para reducir el residuo de jabón del que se alimenta el moho.
  3. Usa cestas de almacenamiento de materiales naturales y con orificios que permitan el paso del aire para que no se acumule humedad.
  4. Cuelga las toallas húmedas y las esponjas para que se sequen por completo. 
  5.  Seca con un paño las paredes y la bañera. Es la mejor manera de eliminar la acumulación de agua en los azulejos y otras áreas donde puede acumularse el moho.
  6. Mantén la zona de la ducha/bañera lo más libre posible de botellas. Esa jungla de recipientes atrae la humedad y le da un banquete al moho. Intenta reducir el número de productos. ¿De verdad necesitas tantos?
  7. Ventila la casa y deja entrar el sol al menos una vez al día por al menos 15 o 20 minutos, en un horario en que la humedad exterior no sea tan alta.
  8. Trata de evitar sistemas de calefacción con llama expuesta (calefactores catalíticos, convectores, pantallas radiantes, leños, etc.). Los gases de la combustión en su combinación con el oxígeno del aire generan vapor de agua. De allí esa sensación de calor húmedo que se percibe en el ambiente. El vapor de agua humedece los ambientes (humedad por condensación), y las paredes y techos se llenan de moho. 
  9. Limpiar con regularidad: el moho se halla muchas veces bajo capas de suciedad, de modo que limpiar con regularidad te ayudará a reducir la acumulación de polvo, reduciendo también las probabilidades de que se desarrolle el moho.. 
  10. Usa un limpiador de ducha diario que contenga aceite del árbol de té como nuestro limpiador ECOS o haz tu propio producto usando 1 cucharadita de aceite de árbol de té por 1 taza de agua. Rocía las paredes y la cortina o la puerta de la ducha después de cada ducha.  También puede usar 1 parte de vinagre y 1 parte de agua.

 Fuente fotos 1, 2, 3, 4, 5.

 *     *     * 

Para ideas sobre rutinas de limpieza, te invito a leer sobre por qué es importante adoptar una rutina de limpieza, ver cúal es Mi rutina diaria de limpieza- LISTA DE CONTROL y descargarte la LISTA DE CONTROL y, si te animas, puedes empezar con mi rutina de limpieza: mi habitación.

        *     *     * 

Así que te invito que hagas un cambio en tu vida. Vamos a salir ganando todos. ¡Voy corriendo a la tienda

Si te ha gustado mi artículo de hoy, y quieres que te avise cada vez que publique uno nuevo, únete al movimiento, apuntándote a mi lista de correos y te enviaré un email cada vez que haya novedades en Higiaeco, además recibirás el #miletterfeliz, un email semanal lleno de inspiración y energía positiva.  

 

TE PUEDE INTERESAR

Autor

Silvia

www.higiaeco.es

Soy Silvia Cristian, experta en limpieza ecológica.

MI MISIÓN:

Ayudarte a mejorar y simplificar tu vida a través de rutinas de limpieza, trucos y consejos prácticos, sencillos, información e inspiración.

MI FILOSOFÍA:

La información es poder y solo sabiendo puedes llegar a disfrutar de un hogar sin tóxicos.

Usar productos de limpieza ecológicos y naturales hará que no te intoxiques, ni tú, ni tu familia, y tampoco el planeta.

Limpiar es terapeutico. No te imaginas todo lo que puedes descubrir sobre ti en la intimidad de tu casa.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos Requeridos