0item(s)

No tienes artículos en el carrito.

Product was successfully added to your shopping cart.

Hoy te cuento cuales son las zonas más sucias de tu casa; sabes esas superficies que están recubiertas de suciedad y que puede que no hayas notado, y que albergan la mayoría de los gérmenes. Pero, no te preocupes, hay un final feliz, porque puedo decirte cómo limpiar a cada una de ellas!

*     *     *

1. Los lados de los electrodomésticos

Imagínate: Hay un derrame en la cocina que hace que parte de la comida se quede atrapada en esa grieta de entre la vitro y la encimara; o llegas a casa con la compra y algo se rompe y se escurre en frente del frigorífico y por debajo de él. En estos momentos estás con otras cosas (cocinando, ordenando la compra...) así que aunque esté todo a la vista, se te hace difícil de ponerte con una limpieza de emergencia.

De vez en cuando, debemos sacar los electrodomésticos, desenchufarlos y limpiar bien los lados. Esto ayudará a evitar malos olores, atraer plagas o cualquier acumulación de moho o manchas pegajosas persistentes. (Prepárate: podrías encontrar comida momificada de ese salteado derramado hace unos meses o algo igualmente repugnante).  Empieza por pulverizar un desengrasante sobre los puntos grasientos y dejar actuar durante unos minutos. A continuación, rociar los lados con un limpiador multiuso y comenzar a limpiar con una esponja. Secar bien con un paño limpio antes de volver a enchufar el electrodoméstico y deslizarlo nuevamente en su lugar.   

 

*     *     *

2. Todas las cosas de tu mascota  

Amamos a nuestras mascotas, pero la verdad es que sus pertenencias pueden convertirse literalmente en semilleros de bacterias. Sus artículos son algunas de las cosas más inmundas en el hogar, así que trátalos de esa manera. Lava los platos de comida diariamente con agua caliente y jabón. Luego, una vez a la semana, hay que desinfectarlos.   

Los juguetes de tela y la cama deben lavarse con regularidad. Los juguetes de plástico o madera deben lavarse con agua caliente y jabón. Presta atención a tus muebles tapizados, también. Aspira regularmente con el accesorio de tapicería (también las grietas y debajo de cojines). Algunas veces al año, espolvorea bicarbonato de sodiopor toda la tapicería y déjelo reposar durante 30 minutos, luego aspíralo. 

 

 *     *     *

3. Alfombras de baño   

Ya sea que hablamos de las de silicona para la ducha o la bañera, o las de algodón o felpa para después del baño, las alfombras se ensucian.   

La de silicona, si se deja en su lugar, albergará moho y hongos. Esto se extenderá a tu bañera y azulejos y hará que todo tu baño huele a humedad.   

La de tela es aún más sucia, especialmente si se pisotea con los pies sucios, pero también porque recoge gotas microscópicas de agua con cada tirada de la cadena del inodoro.   

Afortunadamente, todas se puede lavar en la lavadora. Simplemente usar un detergente común para la ropa, pero agrega una taza de vinagre blanco a la carga, por sus propiedades desinfectantes. 

 

 *     *     *

4. Puntos de contacto  

Llamamos a los elementos que tocamos muy frecuentemente con nuestras manos "puntos de contacto": incluyen pomos de puertas y armarios, interruptores de luz, la barandilla e incluso el mando. A su vez, se convierten en verdaderas áreas de cultivo para las bacterias.   

Sin embargo, no caigas en la trampa de pensar que puedes pasar una toallita desinfectante y acabar con esto. La verdadera desinfección incluye dos pasos: primero, eliminar la suciedad, y segundo, emplear un producto que mata los gérmenes. Si saltas al segundo paso sin hacer el primero, estás dejando manchas sucias que harán que los gérmenes se multipliquen como locos.  

Hay algunos artículos que no se pueden rociar o mojar, como los interruptores de luz. Para limpiarlos, rociar un paño de limpieza con limpiador multiuso y limpia los interruptores por completo, luego repetir con el desinfectante. Para el mando, la pantalla de la tablet o teléfono, que tocamos un millón de veces al día con las manos sucias, rociar un trapo con un limpiador de productos electrónicos (o sino prepara el tuyo: 1 parte agua + 1 parte alcohol 95º) y limpiar bien.

 

*     *     *

5. El soporte de los cepillos de dientes  

A menudo pasamos por alto los soportes del cepillo de dientes, pero pueden albergar bastantes gérmenes. Sostienen los cepillos de dientes que visitan nuestra boca dos veces al día y a menudo viven muy cerca del inodoro. Dale una limpieza regular con agua caliente y jabón.   

De lo contrario, pulveriza bien con un limpiador multiuso y déjelo actuar durante unos minutos. Limpia con un paño limpio. Si hay suciedad que necesita abrasión adicional, espolvorear un poco debicarbonato de sodio y frotar con un cepillo de dientes de limpieza. Enjuagar bien. 

 

 *     *     *

6. La esponja para los platos  

Te he hablado sobre el terror del estropajo de cocina aquí, pero siento que es importante también incluirlo en esta lista.

Muchos estudios muestran que el punto con más gérmenes en toda la casa es la esponja para platos. Esto es irónico ya que la usamos para limpiar. Pero hay una solución rápida: al final de cada día, cuando haya terminado de limpiar, enjuagar bien la esponja para eliminar todos los restos de jabón. Exprime todo lo que puedas y coloca la esponja en el microondas durante 3 minutos. Déjala reposar durante unos minutos antes de quitarla: ¡estará caliente! Pero estará limpia, desinfectada y lista para el día siguiente.

*     *     *

Así que te invito que hagas un cambio en tu vida. Vamos a salir ganando todos. ¡Voy corriendo a la tienda

Si te ha gustado mi artículo de hoy, y quieres que te avise cada vez que publique uno nuevo, únete al movimiento, apuntándote a mi lista de correos y te enviaré un email cada vez que haya novedades en Higiaeco, además recibirás el #miletterfeliz, un email semanal lleno de inspiración y energía positiva.

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Autor

Silvia

www.higiaeco.es

Soy Silvia, profesora de idiomas, madre, minimalista, vegetariana, enamorada de la naturaleza y del blues, partidaria de la pedagogía libre, dueña de un gato negro. Adoro a mi familia.

Escribo sobre ecología, vida sana y sostenible, orden y limpieza, nuestros productos y nuestras promociones.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos Requeridos